NOVEDADES

Noticias y Tendencias Inmobiliarias

Qué debes plantearte sí o sí antes de firmar una hipoteca

Elegir una hipoteca es uno de los procesos más tediosos a los que nos enfrentamos a la hora de comprar una vivienda. De hecho, hay que tener en cuenta que la hipoteca nos acompañará durante un periodo bastante largo de nuestra vida, de modo que hay que elegir bien y, sobre todo, acertar con el producto en cuestión.

No hay que tener prisa. La recomendación de los expertos pasa, inevitablemente, por analizar bien todas las ofertas existentes y tener en cuenta cada uno de los detalles. Porque dar con la hipoteca más idónea no es cosa de un día.

¿Has probado ya el comparador de hipotecas de habitaclia? Esta herramienta te ayudará a hacer los cálculos necesarios para encontrar información sobre distintos préstamos hipotecarios y localizar, claro está, el que más se adapte a tus necesidades como futuro comprador e hipotecado.

Pero además, debes plantearte una serie de cuestiones que son clave y que resumimos en cuatro puntos, a continuación:

1. El tipo de interés

El tipo de interés es uno de los puntos más importantes a la hora de comparar una hipoteca. Por un lado, están las hipotecas de plazo fijo y, por otro, las de tipo variable. Las primeras son aquellas en las que se acuerda un interés fijo durante todas las cuotas del préstamo. Las segundas son las que toman un índice, habitualmente el euríbor, como referencia para marcar el interés que ha de pagarse.

El principal inconveniente de las hipotecas de tipo variable es su componente de incertidumbre porque si el euríbor sube, la cuota mensual puede incrementarse. Sin embargo, aunque las que son a plazo fijo no tienen este riesgo, sí que suelen tener de entrada un mayor coste.

Por eso, a la hora de pensar en cómo comparar una hipoteca para elegirla en función del tipo de interés, lo más adecuado es pensar en qué momento vital se encuentra cada uno. ¿Es la primera vivienda? ¿Se prevé mejorar la posición laboral en el futuro? En función de las respuestas, será más adecuado un préstamo u otro.

2. La finalidad de la hipoteca

Este tipo de producto financiero, dada su complejidad, tiene muchas opciones diferentes. Por ello, durante el proceso de comparar hipotecas es importante asegurarse de que cumplimos las condiciones.

Por ejemplo, puede haber hipotecas específicas para VPO (Viviendas de Protección Oficial), para vivienda habitual o hipotecas para segunda residencia. También puede tratarse de la subrogación de una hipoteca o de una hipoteca inversa. En cualquier caso, las condiciones serán diferentes cada vez por lo que, antes de avanzar, es preferible asegurarse de que encaja con la operación inmobiliaria que estamos realizando.

Por otro lado, existen hipotecas con condiciones específicas para colectivos concretos como funcionarios o personas jóvenes. Por lo tanto, de poco sirve invertir tiempo en comparar hipotecas pensadas para estos colectivos si no se cumplen estos requisitos.

3. ¿Tiene productos adheridos y comisiones?

Otro de los aspectos que es importante tener en cuenta es si la entidad bancaria exige la contratación de algún otro producto. Por ejemplo, seguros, planes de pensiones o la domiciliación de la nómina. En función de estos requerimientos, una hipoteca que a priori pueda parecer económica, podría encarecerse.

Asimismo, a la hora de comparar una hipoteca para saber cuál se adapta mejor a nosotros, es conveniente tener en cuenta las comisiones. Aunque hay préstamos hipotecarios que no tienen, es frecuente encontrarlos con comisiones de apertura o de amortización anticipada, entre otras.

4. El importe financiado y el plazo

Dos aspectos clave para definir la cuantía mensual que hay que pagar del préstamo hipotecario son el volumen de endeudamiento y el tiempo de duración de la hipoteca. Para el primero hay que tener en cuenta cuánto nos va a financiar el banco. 

Por lo que se refiere a la duración de la hipoteca, cuanto más breve sea el periodo, más elevada será la cuota mensual a pagar. Tanto la financiación como el plazo son cuestiones que varían en función de la entidad financiera y de cada caso particular por lo que es conveniente revisarlas atentamente a la hora de comparar hipotecas.


Mas info: https://noticias.habitaclia.com/debes-plantearte-firmar-hipoteca/